1ra Cadena 105.3 FM

Catálogo de delitos graves "nos quedó corto", necesario revisar NSJP: Garrido. Con López Dóriga

Autor: RF Nacional

|

Fecha: 14 Julio, 2017

Foto: Grupo Fórmula

El recién nombrado titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, Edmundo Garrido Osorio, reconoció que el nuevo Sistema de Justicia Penal es joven pero es momento de revisarlo porque hay nuevos criterios que aplicar en los delitos graves, ya que el catálogo "nos quedó un poco corto y habrá que aumentar algunos que, de acuerdo con la experiencia que estamos viviendo, han causado problemas". Dijo que el sistema tradicional duró más de 80 años y en su momento se fue perfeccionado, se dieron cambios en él y en el actual tiene que ocurrir lo mismo, pues aunque representa un gran avance "necesitamos hacer un cambio de paradigma, necesitamos ver nuevos criterios, redefinir algunas formas de actuar y no nada más es la Procuraduría, también el Poder Judicial, la policía, los defensores de oficio, los propios abogados". Consideró que la portación de arma de uso exclusivo del ejército debe estar en el catálogo de los delitos considerados como graves porque ese es el origen y el medio de muchas conductas delictivas, llámese robo, lesiones, homicidio, por lo que es necesario prevenir. "El tema de la portación de arma es complicada y además armas de alto calibre, definitivamente no son para protección del ciudadano, tienen otro objetivo (…) Es armamento que no tiene por qué andar en las calles y la ley no lo contempla como delito grave y esa es una prioridad. La portación de armas debe pertenecer al catálogo de los delitos graves y definitivamente a algunas otras cuestiones", insistió el funcionario capitalino. En ese sentido, refirió que también se deben enfocar a la prisión preventiva justificada y en ese sentido será necesario "sentarnos con el Tribunal para ver los criterios porque los delitos que no están en el catálogo de delitos graves pero que sí pueden ser una conducta que encuentra un problema para la sociedad, el Ministerio Público tiene que pedir la prisión preventiva justificada al juez de control y los criterios deben endurecerse un poco". Y precisó es probable que el delito porque el que se está pidiendo la prisión preventiva no es lo que a la institución le interesa, sino las consecuencias que tiene que la persona salga a la calle porque no tiene un arraigo y se puede sustraer a la acción de la justicia, por ejemplo; un robo sin violencia en un domicilio cerrado. "Las medidas cautelares que tiene este tipo de conducta, si el delincuente no se considera de alta peligrosidad, puede tener una medida cautelar distinta a la prisión como la firma periódica, que no se presente en algún lugar, una cantidad para gozar de su libertad. Entonces ese tipo de conductas si tenemos un antecedente, nosotros tenemos que pedir la prisión preventiva justificada, porque son reincidentes y esa es la experiencia que hemos tenido", precisó. Reconoció que el nuevo sistema tutela los derechos de las víctimas lo cual es novedoso y bueno, pero existe una crisis de credibilidad y eso se tiene que ajustar "acercándonos a la ciudadanía, ir a las agencias del Ministerio Público, que es un programa que pretendo activar, visitando a la gente en donde están haciendo las denuncias para ver cómo los están atendiendo". En entrevista con Joaquín López Doriga recordó que tiene cerca de 27 años de experiencia en la procuración de justicia, empezó como Ministerio Público, posteriormente jefe de departamento de Averiguaciones Previas, cuando la estructura era distinta, posteriormente director de Procesos, de Consignaciones. Posteriormente trabajó en la Procuraduría General de la República (PGR) en donde permaneció diez años, terminando como delegado en la Ciudad de México por tres años y regresó hace seis años a la PGJ capitalina. "Tenemos que arreglar muchas cosas, estamos a tiempo de hacer muchas cosas para que la ciudadanía recupere la credibilidad de la institución", admitió el procurador. A pregunta expresa sobre si podrá con la responsabilidad, el funcionario respondió que sí porque existe la confianza del jefe de Gobierno y pondrá todo el empeño, la capacidad y la experiencia. Se refirió a la interpretación del artículo 5 transitorio del Código Nacional de Procedimientos Penales en donde todos los delitos del sistema tradicional que eran graves y que en el nuevo no se consideran como graves, los procesados tienen el derecho de pedir el cambio de medida cautelar, es decir solicitar su salida de prisión al juez y éste valorar. "Este es otro tema que nos preocupa porque esto también va a incrementar el número de delincuentes en la calle y además está el tema que dentro de un proceso tiene la capacidad de probar la responsabilidad", precisó. Refirió que una bondad del nuevo sistema es la audiencia abierta pues se exhibirá a quien no tenga la capacidad para defender a su cliente o la experiencia del juez de control. mej

Source: nacional