1ra Cadena 105.3 FM

El PRI todavía tiene cicatrices de la elección del 2016

Autor: Radio Fórmula RF Durango

|

Fecha: 16 octubre, 2017

 

Después de las elecciones del año pasado, donde el PRI perdió por primera vez en años la gubernatura del estado, este partido ha estado en un proceso de renovación con miras a las elecciones del 2018, aún así, las cosas no han sido fáciles para el tricolor, que ha tenido que luchar para evitar una división al interior.
Este fin de semana en un medio de comunicación local, el actual dirigente estatal del PRI y coordinador de la campaña al Gobierno del Estado en el 2016, Luís Enrique Benítez Ojeda, señaló que durante la pasada campaña hubo errores de todo el equipo de campaña y también lo tuvieron los priistas en sí, además de señaló que se pudieron sacar más votos en la Laguna.
Ante estas declaraciones el ex candidato a Gobernador Esteban Villegas Villarreal reconoció que sí hubo errores en la campaña, y que él asume el costo político, ya que fue quien tomó las decisiones; de este modo reconociendo que entre sus equivocaciones fue aceptar que se le impusiera gente, y que también se equivocó en aceptar un coordinador que no venía trabajando con él en la parte política, dicho coordinador era Luís Enrique Benítez.
Además considera Villegas Villareal que algunas de las decisiones tomadas durante la campaña hicieron pensar a la sociedad que había soberbia por parte del partido, pero asume que tras la derrota electoral después del trabajo que había venido haciendo previamente al proceso electoral, le ha generado madures, y aprendizaje.
Esteban Villegas también señaló que para él no hubo traiciones al interior de su partido durante el pasado proceso electoral, que él considera que hubo personas que no se sintieron incluidas en el proyecto, y debido que el actual gobernador al ser ex priista tenia amistades al interior del partido, pero igual pidió a los priistas ser maduros y reconocer que la comarca lagunera es un bastión importante y por ende debe estar representada, así que se debe cuidar a la Laguna, iniciando por sus alcaldesas.
Después de las declaraciones del ex candidato a Góbernador el dirigente estatal Enrique Benítez reitera que se debe aceptar que tuvieron equivocaciones y que sus declaraciones no fueron con el ánimo de agredir ni de señalar a nadie, y que no deberían anclarse en el pasado, que se debe ver hacia el futuro, e indicó que es bueno que los errores salgan a la luz pública.
Finalmente Benítez Ojeda expresó que platicará con los priistas de la Laguna quienes pudieron haber entendido el mensaje que el dio en la entrevista del fin de semana, y que en ningún momento hubo un reclamo, y que por el contrario a ningún priista de la Laguna se le puede regatear el esfuerzo.