1ra Cadena 105.3 FM

Trabajo infantil en calles se incrementa un 10 por ciento durante las vacaciones

Autor: Radio Fórmula RF Durango

|

Fecha: 30 Junio, 2017

El trabajo infantil en las calles de la ciudad se ha hecho más frecuente en los últimos años, en la mayoría de los casos consecuencia del nivel socioeconómico de las familias, quienes deciden que los pequeños del hogar trabajen vendiendo dulces/comida, limpiando coches o pidiendo dinero en algún crucero.
La Directora del Sistema de Desarrollo Integral para de la Familia (DIF Municipal) Salma Guzmán Daher, señaló que en las últimas semanas han realizado operativos nocturnos donde se han percatado de la presencia de niños trabajando al exterior de bares y antros ya pasadas las once de la noche, aproximadamente por semana detectan 5 o 6 casos.
Es en esta temporada vacacional donde esta práctica se incrementa hasta un 10 por ciento, debido a que los niños no acuden a la escuela y hay más movimiento turístico, por ello el DIF Municipal reforzará sus operativos y se concentrará en los lugares que más frecuentan los menores, la directora se reservó los nombres de los puntos implicados para no provocar que los padres estén alertas y cambien de sitio.
“Como ahorita hay muchos eventos por las fiestas de la ciudad, los padres mandan a los niños para ver que pueden obtener de recurso económico, vamos a redoblar nuestro esfuerzo para detectar todos estos casos y poder retirar estos niños”, comentó Guzmán Daher.
Como se mencionó anteriormente, de los seis casos que recibe el DIF Municipal la mayoría logra resolverse, pero si el menor regresa a las calles proceden a retirarlo de sus padres por omisión de cuidado, hasta la fecha siete niños fueron separados de su familia y enviados a casa hogar, mientras que cuatro actualmente están en observación.
De acuerdo con la directora del DIF Municipal, esta situación no es propia de los niños que viven en la ciudad, pues también se ha observado a menores originarios de comunidades indígenas, pese a que se ha intentado otorgar a las familias una beca PROMESA, ellos no lo aceptan.
Guzmán Daher apuntó que incluso manifiestan que obtienen más dinero enviando al pequeño a la calle, “hemos hablado con los padres y los han retirado, se les ofrece la beca promesa no todos la aceptan, porque aceptar el apoyo implica para los padres hacerse responsables de que el niño estudie y estar al pendiente del hijo y muchas veces es lo que no quieren; a veces se les hace poco a ellos.”
Esta beca tiene un monto de 450 pesos mensuales, además de dos despensas que son entregadas a las familias, Guzmán Daher agregó que a este programa se han sumado empresarios y trabajadores municipales como “padrinos” de los niños, incluso ellos deben vigilar a su “ahijado” y en ocasiones les otorgan otros apoyos, hasta el momento son 122 familias beneficiadas