1ra Cadena 105.3 FM

Violencia se recrudece en el sur de Filipinas a seis días de combates

Autor: RF Nacional

|

Fecha: 28 Mayo, 2017

Manila.- Tropas filipinas encontraron los cuerpos de 19 civiles en las calles de la ciudad de Marawi, mientras los combates contra militantes vinculados al grupo del Estado islámico continúan a seis días de enfrentamientos en la región. Las fuertes batallas se reanudaron este domingo, mientras las tropas de tierra atacaban a los combatientes de la milicia conocida como Maute con fuertes disparos. Columnas de humo se veían en el horizonte y helicópteros dispararon al menos ocho cohetes contra las posiciones rebeldes. Entre los fallecidos, se encuentran tres mujeres y un niño, que fueron encontrados cerca de una universidad de Marawi, en el estado de Mindanao, en el sur de Filipinas. Los civiles muertos incluyeron a un grupo de cuatro hombres, tres mujeres y un niño que fueron encontrados cerca de una carretera cerca de la universidad de estado de Mindanao en Marawi, señaló el portavoz militar, general brigadier, Restituto Padilla. Otros ocho hombres fueron encontrados abatidos y arrojados en un barranco poco profundo el domingo en la aldea Emi de Marawi, afirmó el oficial de policía Jamail Mangadang. Una señal de papel adjunta a uno de los hombres indicó que las víctimas "traicionaron su fe". Durante los últimos días miles de personas huyeron de la ciudad filipina de Marawi, en la isla de Mindanao, para escapar de los enfrentamientos entre las tropas gubernamentales y el grupo terrorista Maute, vinculado a la organización yihadista Abu Sayyaf, que lucha bajo las banderas del Estado Islámico. Decenas de miles de personas han huido de Marawi desde el martes, cuando los militantes atacaron una escuela, un hospital y una catedral. Los cristianos fueron tomados como rehenes, según líderes de la iglesia, y más de 100 presos, entre ellos militantes, fueron liberados cuando los rebeldes se apoderaron de dos cárceles. Zia Alonto Adiong, un político local que está coordinando esfuerzos para sacar a la gente de la ciudad, manifestó que había cuerpos de civiles muertos en Marawi. Criticó a los militares por realizar ataques aéreos y por obstaculizar los esfuerzos para evacuar a los civiles. Ahora, en las calles de la localidad hay más soldados que residentes, lo que convierte a Marawi, hasta hace poco centro de comercio provincial y hogar de más de 200 mil personas, en una ciudad fantasma. Este 23 de mayo, el presidente filipino, Rodrigo Duterte, decretó la ley marcial en toda la isla de Mindanao, después de que un grupo de milicianos asaltara diversas áreas de la ciudad de Marawi y se enfrentaran al Ejército, desplegado para recuperar el control de la zona. Padilla señaló que 61 militantes han sido asesinados junto con 11 soldados y cuatro policías desde el martes, cuando una fallida incursión para capturar a uno de los principales dirigentes del grupo militante desencadenó la violencia. "También nos estamos enfocando en la limpieza de áreas de casa a casa y rescatando a residentes atrapados", dijo Padilla desde Manila, la capital. Las tropas rescataron a unos 100 civiles atrapados de sus hogares. Un funcionario provincial, Zia Alonto Adiong, dijo que más de dos mil 200 civiles varados en sus hogares por la lucha callejera han estado enviando mensajes por teléfonos celulares pidiendo ser rescatados y llevados a los centros de evacuación. Por otra parte, al menos 28 malasios se han unido a los militantes de Maute en la batalla contra las fuerzas filipinas en Marawi, en la isla meridional de Mindanao, informó Malay Mail, citando a un funcionario de inteligencia con sede en Manila. "La inteligencia de los operativos terrestres reveló que 28 malayos llegaron a Marawi a principios de la semana pasada para un evento religioso, sospechamos que debe haber más personas que llegaron por separado", señaló el funcionario. "Inicialmente, nadie sabía lo que les pasó … pero después de la muerte de dos malasios en los combates con las fuerzas armadas, podemos concluir que también tomaron las armas". También hay personas de Oriente Medio en la ciudad de Marawi o en las afueras, dijo el funcionario. La lucha entre las fuerzas gubernamentales de Filipinas y los militantes musulmanes en Marawi está ahora en su sexto día. El ejército filipino ha dicho que combatientes militantes extranjeros, incluyendo malasios, indonesios y singapurenses están involucrados en los enfrentamientos, uniéndose a lo que el gobierno dice es una oferta "para establecer un estado islámico (en Mindanao)". Los hombres armados de Maute habían agarrado gran parte de Marawi el martes mientras frustraban el intento del gobierno de capturar a Isnilon Hapilon, el máximo líder del Estado islámico en Irak y Siria (ISIS) en Asia sudoriental, también conocido como EI. Estados Unidos ha ofrecido una recompensa de cinco millones de dólares por su captura, pero el gobierno subestimó a los militantes que protegían a Hapilon, y la incursión salió mal. La feroz resistencia de los militantes y las aparentes ejecuciones de civiles aumenta los temores de que los fieles seguidores del Estado islámico están decididos a establecer una presencia en el sur de Filipinas con el apoyo de extremistas de Indonesia y Malasia. Notimex

Source: Internacional