Asamblea del INFONAVIT aprueba políticas de crédito que beneficiarán a trabajadores

, ,

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) celebró su 123 Asamblea General Ordinaria en la que representantes de los sectores de los trabajadores, empresarial y gobierno aprobaron las nuevas Políticas de Crédito, las cuales establecen las directrices generales, objetivos principales y lineamientos generales a ser observados por el Instituto en el otorgamiento de créditos a las y los trabajadores derechohabientes.

Con esta aprobación, culmina la implementación del marco normativo derivado de la reforma a la Ley del Infonavit, promulgada en diciembre de 2020, con el objetivo de brindar a las y los trabajadores derechohabientes – todas aquellas personas que sean titulares de depósitos en el Instituto a través de su Subcuenta de Vivienda – libertad de elección sobre cómo ejercer su derecho al crédito para consolidar o mejorar su patrimonio.

Con base en lo anterior, el Infonavit podrá otorgar financiamientos para la adquisición de vivienda nueva o existente, compra de suelo, construcción, ampliación, mejora y autoproducción, pago de pasivos hipotecarios, refinanciamiento de deuda relacionada con su casa y créditos a garantizar con el saldo de la Subcuenta de Vivienda.

De igual forma se establece la posibilidad de crear créditos a los que puedan acceder trabajadoras y trabajadores derechohabientes que no tengan una relación laboral activa, siempre y cuando cumplan con los criterios de elegibilidad establecidos en las Reglas de Negocio de los financiamientos que sean aprobadas por el Consejo de Administración del Instituto.

Las disposiciones aprobadas, también establecen que el Infonavit en todo momento privilegiará la elección de las y los trabajadores derechohabientes; sin embargo, procurará en el ámbito de sus atribuciones, que los inmuebles cuenten con plena seguridad jurídica; disponibilidad de servicios, materiales, instalaciones e infraestructura; que sea asequible, cuente con espacios habitables para garantizar la seguridad física de sus habitantes y brinde accesibilidad a miembros de la familia con discapacidad.

Además, el Instituto vigilará que la vivienda cumpla con los criterios de ubicación que establezca la normativa aplicable, se encuentre fuera de zonas de riesgo o contaminadas y respete la identidad cultural de las y los trabajadores derechohabientes.

Te puede interesar