Se vive por primera vez un miércoles de ceniza en pandemia: Arquidiócesis de Durango

El padre Noé Soto Valdés, Vocero de la Arquidiócesis de Durango, comenta que el inicio de la cuaresma se sitúa en el miércoles de ceniza, un día en el que los fieles acuden a los templos a iniciar un camino de la preparación, con signos de conversión y arrepentimiento, colocándose ceniza; sin embargo este año a causa de la contingencia se vivirá de manera diferente.

Soto Valdés señala que al ser un miércoles de ceniza suscitado en una pandemia, se espera poca afluencia en los templos y recomienda a la ciudadanía a quedarse en casa para no arriesgar la salud de los vulnerables; sin embargo a los que asistan, si lo requieren, podrán llevar consigo un sobre con ceniza para sus familiares.

“Siempre el miércoles de ceniza es un día en el que se acerca mucha gente a nuestros templos y ahora por la cuestión de la pandemia esperamos un poco menos de afluencia; estamos disponiendo ahí en los templos, pequeños sobres con ceniza o se puede recibir en recipientes limpios, dignos para recibir la ceniza, y poder llevarla a sus casas y que cada quien se las imponga”.

Te puede interesar

POR LAS MAÑANAS

CIRO GÓMEZ LEYVA

AL AIRE 105.3 FM